El debate se dio porque los caninos aparecen pintados, uno de color naranja y el otro en un tono azul. La imagen no ha sido del agrado de muchos de sus fanáticos, quienes alegan que con la pintura se podría caer en el maltrato animal porque los químicos afectarían la salud de las mascotas.

Nacho expuso que no era el dueño de los perros y desconocía el detalle de la pintura que tenían en su cuerpo. “Qué rico es trabajar con seres tan talentosos. P.D: no soy el dueño, no conozco el detalle de la pintura, solo me quise tomar la foto. Gracias”, escribió en su red social de Instagram.

Los defensores de los animales no se hicieron esperar y sentaron su voz de protesta en las redes sociales del venezolano.

“Eso también es maltrato. Sé que Nacho no tiene la culpa, pero que por favor no promocione eso”, “Los animales son seres vivos, merecen nuestro amor y respeto”, “Deben tener cuidado, porque eso también podría considerarse maltrato”, fueron algunos comentarios que realizaron los fans del venezolano.

A pesar de todo, hubo otros seguidores del cantante que trataron de explicar que hay pinturas aptas para los animales. Cierto o no, con todos estos comentarios, para la próxima Nacho Mendoza pensará mil veces antes de publicar una imagen y más si hay animales de por medio.

DEJA UNA RESPUESTA