Como parte de las acciones que el Ministerio de Agriculta, Ganadería y Alimentación (MAGA) impulsa previo al ingreso del invierno en Guatemala, resalta la capacitación que todos los extensionistas del MAGA recibieron en manejo y conservación de suelos, y que a su vez, fue compartida a los agricultores en todo el país.

El principal objetivo es reducir los daños en cultivos ocacionados en años anteriores durante la época lluviosa.

Guatemala es un país eminentemente agrícola. El 70 por ciento de su extensión se destina a la prducción de diversos cultivos, principalmente granos básicos que dependen del invierno y del uso adecuado de los suelos.

Con 1 mil 500 extensionistas distribuidos en todo el país, ya se trabaja con agricultores en la preparación de tierras, para mejorar sus características físicas, químicas y microbiológicas que determinan su fertilidad y por ende, la productividad del suelo.

A la fecha se han capacitado a 141 mil 664 familias que integran los 6 mil 641 CADER en distribuidos en los 340 municipios del país.

Al aplicar estos conocimientos se logra disminuir el impacto que produce el agua al circular en laderas, interceptándola, reteniéndola e infiltrándola, evitando el arrastre del suelo y la erosión.

Para 2018 el INSIVUMEH ha pronostico una estación lluviosa normal en los meses de mayo, junio y julio, aunque no se descartan lluvias copiosas en Petén e Izabal.

DEJA UNA RESPUESTA