La segunda fecha del Campeonato Nacional de Automovilismo se correrá el fin de semana del 5 y 6 de mayo en el Autódromo Pedro Cofiño, con el arranque de la categoría GT1, que cuenta con los carros más grandes y poderosos del circuito.

Los pilotos Érick Samayoa, padre e hijo con el mismo nombre, correrán en distintas categorías: el progenitor, en la GT1 con un Audi capaz de desarrollarse sobre la pista con 500 caballos de fuerza, mientras que el júnior lo hará con un Volkswagen modificado en la GTS.

“Estoy contento de entrar en la contienda de la GT1. Los carros están listos y esperamos las pruebas finales para hacer un análisis previo de cómo puede resultar el desempeño sobre la pista y esperamos pelear por las primeras posiciones”, mencionó Samayoa padre.

Un hecho curioso es que, debido a la reglamentación, ambas categorías compiten en el mismo heat, por lo cual estará en simultáneo con su hijo sobre la pista, algo que lo ha llenado de orgullo.

“Esperamos que mejore el tercer lugar que hizo en la primera fecha. Se le hicieron algunas modificaciones al carro para tratar de optimizar su rendimiento”,
complementó.

“Me he adaptado mejor a este carro, es más moderno, y eso me ha hecho sentir cómodo. La idea es dar siempre lo mejor en busca del primer lugar”, comentó por su parte Érick hijo.

En esa fecha también se correrán las categorías de la Copa Yaris, Fórmula Mazda, Vintage e Iniciación. Los precios para el público serán de Q45 en la general y Q90 en paddockMax S. Pérez

DEJA UNA RESPUESTA