Los días han pasado y los daños que dejo el volcán de fuego son irreparables.

La ayuda de los guatemaltecos y amigos extranjeros está siendo entregada a los damnificados para que día a día puedan ir retomando sus actividades normales.

 

DEJA UNA RESPUESTA