El 1 de julio de cada año se celebra en Guatemala el Día del Empleado Bancario, por ello este día es conocido en el país como feriado bancario día en que no laboran las entidades bancarias.

Cada 1 de julio se le rinde homenaje a los empleados bancarios, quienes son los que día a día se encargan del manejo y seguimiento de las actividades administrativas relacionadas con las transacciones financieras de todos los clientes del banco. Estas personas son las que siempre amablemente están dispuesto ayudar y colaborar con los clientes al momento en que estos últimos requieran de la ayuda de los empleados, bien sea de los cajeros, promotores, gerentes entre otros.

Generalmente las entidades bancarias bien sean públicas o privadas  se encargan de dividir los puestos y categorías de trabajo en grados, esto va de la mano de la responsabilidad y la experiencia requerida en cada puesto de trabajo. Los empleados que son ingresados a la institución bancarias realizan las tareas rutinarias de la oficina estos son conocidos como promotores, mientras hay otras llamados “cajeros” encargados de llevar cuentas bancarias depósitos y retiros. Hay otros que son más sénior pueden ascender a la dirección del banco.

Algunas de las tareas a realizar dentro de la entidad bancaria son:

Responder a las preguntas de los clientes, y explicar los servicios disponibles como depósitos bancarios, obligaciones y valores.

Recopilar información sobre nuevas cuentas, introducir en los ordenadores la información sobre la cuenta y archivar los formularios u otros documentos relacionados.

Referir a los clientes al personal del banco apropiado para solucionar sus necesidades financieras.

Entrevistar a clientes para obtener la información necesaria para la apertura de cuentas o el alquiler de cajas de seguridad.

Informar a clientes de los procedimientos para solicitar servicios como las tarjetas de cajero automático, depósito directo de cheques y certificados de depósito.

Obtener historiales de crédito por parte de agencias de información financiera. Recopilar y registrar los depósitos y las cuotas de clientes, y emitir recibos utilizando la informática.

Investigar y corregir errores a petición de los clientes, de acuerdo a las anotaciones del cliente y del banco.

Realizar tareas de cajero según sea necesario. Ejecutar transferencias electrónicas de fondos.

Cada 1 de julio los bancos no trabajan, por ende los trabajadores de esas entidades aprovechan de tomar el día para descansar y liberar un poco el estrés.

–Fuente:http://www.lhistoria.com

DEJA UNA RESPUESTA