• 2 libras de mojarra fresca (sino, compra 1 mojarra por cada invitado o integrante de tu familia)
  • Tallos de cebolla y/ o ramas de cilantro
  • Aceite de oliva, mantequilla o manteca
  • Sal, jugo de limón y pimienta al gusto

Busca que todos los ingredientes estén frescos.

En el caso del pescado deberás revisar que las agallas estén rojas y los ojos se vean frescos.

 

 

PREPARACIÓN DE LAS MOJARRAS FRITAS

  1. Lava todos los ingredientes. Si las mojarras no están descamadas ni preparadas para freír, entonces deberás:
    • Descamarla cuidadosamente con ayuda de un cuchillo, posteriormente les abres el vientre para sacar todos los órganos y retira las agallas.
    • Procede a lavar con suficiente agua para ir eliminando residuos.
    • Terminado el proceso de limpieza, ponles a escurrir sobre una servilleta de tela o un paño de cocina limpio.
    • Debes descamar con cuidado porque las escamas pueden herir tus ojos.
    • Puedes realizarle unos cortes en la parte superior a las mojarras si lo deseas.
  2. Ahora toma unos cuantos tallos de cebolla y/o ramas de cilantro, haz ovillos o madejas para rellenar las mojarras, ya que estas le aportaran un toque especial. Sí este relleno —de tallos de cebolla y/o cilantro— no son de tu agrado puedes omitirle, ya que estos aportan sabor a las mojarras.
  3. En un recipiente adecuado coloca las mojarras, agrégales un poco de sal, limón y pimienta al gusto, mezcla y deja reposar por unos 5 minutos para que adquiera el sabor de los condimentos.
  4. En un sartén antiadherente vierte suficiente cantidad de aceite, espera que se caliente y coloca las mojarras a freír. Debes permitir que exista una cocción adecuada de cada lado de las mojarras —hasta obtener un tono dorado—, evitando que se adhieran al sartén o se quemen.
  5. Cuando estén fritas las mojarras puedes servirles. Las puedes acompañar con una salsa espesa de tomate, una sopa de arroz y una ensalada en escabeche, un tajadita de limón y tortillas calientes.

Los tallos de cebolla y/o cilantro no son para comer, son para sazonar las mojarras, pero aun así son comestibles –si te agradan–.

DEJA UNA RESPUESTA