Don Ignacio López nunca imaginó que mientras estuviera trabajando lejos de su hogar, su familia estaría en peligro debido a la erupción del Volcán de Fuego, el pasado 3 de junio.

Contra todo pronóstico, Don Ignacio se acercó a la zona 0 de la emergencia, y al ver que su familia estaba fuera de peligro, rogaba poder encontrar a su mascota “Muñeca”, a quien encontró de manera sorpresiva, poniéndola a salvo.

A tres meses del evento volcánico, Don Ignacio se convirtió en cocode de la comunidad de San Miguel los Lotes en los Albergues de Transición Unifamiliares (ATUs), logrando así ser un miembro activo, representando a los pobladores en las situaciones que lo requieran.

Esta erupción ha sido la más potente que el coloso de fuego haya registrado en las últimas cuatro décadas.