Las chilaquilas son una forma deliciosa de aprovechar el pollo que nos sobró de alguna receta o si quieres aprovechar tiempo al cocinar puedes aprovechar a perpararlos con el pollo rostizado que compraste en la tienda.

Ingredientes: Rinde 16 porciones

  •  1  1/2 libras de pollo cocido desmenuzado
  • 16 tortillas de harina
  • 1 libra de queso mozarella rallado
  • 8 oz. de crema
  • 16 oz de salsa (natural o la de tu preferencia)
  •  Aceite para freír
  • 3 huevos
  • 1 cucharada de harina

Procedimiento: 

  1. En un contenedor revuelve el pollo con 12 onzas del queso mozarella y la crema. Reserva el resto del queso para más adelante.
  2. Aplica una cucharada de la mezca a cada tortilla y dóblalas por la mitad.
  3. Calienta el aceite en un sartén. Bate los huevos
  4. Remoja cada una de las tortillas en el huevo batido  y ponlas a freír hasta que estén doraditas por ambos lados.
  5. Colócalas en un molde apto para horno formando una fila de las tortillas y aplica un poco de la salsa, agrega otra fila de tortillas y más salsa, continúa hasta colocar todas las tortillas en el molde terminando con salsa y el resto del queso mozarella por encima. Hornéa por 15 minutos 350º

Sirve tus chilaquilas calientitas sobre una cama de lechuga y ¡disfruta!