La Coordinadora Nacional para la Reducción de Desastres (CONRED) dio a conocer que las acciones de apoyo integral en beneficio de las personas damnificadas por la erupción del volcán de Fuego se han ido cumpliendo “bajo las normas internacionales y lineamientos que indica el Marco Nacional de Recuperación”.

Ante esto se ha permitido la habilitación de albergues colectivos donde se brindó atención a más de 3 mil 500 personas.

Actualmente los albergues colectivos habilitados son:

1. Instituto Simón Bergaño y Villegas en Escuintla, con 168 personas;
2. Escuela Tipo Federación en zona 1 de Escuintla, albergando a 668 personas;
3. Salón Municipal donde se albergan a 167 personas;
4. Escuela Oficial Urbana Mixta Murray D. Lincoln, albergando a 86 personas;
5. Instituto Experimental en la zona 3 de de Escuintla, albergando a 284 personas;
6. y el Instituto Nacional de Educación básica –INEB-, con 138 personas.

El cuerpo de Ingenieros del Ejército de Guatemala realizó labores de construcción de módulos para albergar a más afectados en la Finca La Industria, Escuintla.

“Es de resaltar que el apoyo y los servicios que se han brindado en los albergues colectivos continuarán de la misma forma, manteniéndose las coordinaciones interinstitucionales necesarias para la óptima atención de las personas que ahí se encuentran”, menciona el comunicado lanzado este 29 de octubre en el Boletín Informativo No. 3622018.

Las acciones implementadas se realizan a través de la mesa multisectorial donde participan instituciones públicas y líderes comunitarios, sin dejar por un lado el valioso apoyo que también se ha recibido por entidades privadas y organismos internacionales.

Un total de mil 461 personas aun se encuentran en los albergues colectivos, las cuales a corto plazo estarán siendo incluidas en los procesos de traslado hacia los nuevos sectores de los Albergues de Transición Unifamiliar -ATU-, donde actualmente hay mil 859 personas albergadas a la espera de la ejecución del proyecto Vivienda Segura, en el cual finalizará el aspecto de vivienda dentro de este proceso de recuperación para las personas damnificadas por la erupción del volcán de Fuego.