“Después de diez años de total abandono, me siento muy satisfecho y orgulloso de que hoy podamos disfrutar de la Escuela Nacional de la Marimba”, señaló el Ministro de Cultura y Deportes, José Luis Chea Urruela, durante el acto de inauguración de las instalaciones en el interior del Centro Cultural “Miguel Ángel Asturias”.

Al rededor de 7 millones de quetzales fueron invertidos en el remozamiento completo de la Escuela Nacional de la Marimba, mencionó el Ministro Chea Urruela.

En esta estructura además de la Escuela Nacional, se encuentra museo de la marimba en el sótano, un auditórium y la Marimba de Concierto de Bellas Artes. También contará con un Centro de documentación. La gestión para poder reactivar los procesos se llevó año y medio ante la Secretaría General de Planificación (Segeplan), debido a que el número de SNIP (Sistema Nacional de Inversión Pública) estaba inactivo.


En el acto también participaron Jimmy Morales, Presidente de la República, y el Arquitecto Augusto Vela, quienes destacaron que arquitectónicamente, la Escuela Nacional de la Marimba era parte importante y vital del Centro Cultural Miguel Ángel Asturias.

 “Hoy inauguramos este edificio que para los guatemaltecos significa la dignificación de nuestro símbolo patrio. Este proyecto se hizo gracias a la creatividad y a quien debemos la magnificencia de este lugar, el artista Efraín Recinos” – Arquitecto, Augusto Vela, coordinador de la construcción de la Escuela Nacional de Marimba.

La fachada llegó a ser la casa de delincuentes quienes incluso pintaron con aerosoles el interior del complejo debido a la falta de atención en el proyecto por parte de autoridades anteriores.

Hoy habrá oportunidad de exaltar el valor de este Símbolo Patrio y estimular los talentos de los compositores e intérpretes de la música nacional.

El proyecto inició con la puesta de la primera piedra en 2005. En el 2018 se inauguró el complejo con un museo de la marimba.

El recinto cuenta con aulas, un pequeño teatro para conferencias y un centro de investigación. Los pupitres están listos para albergar a los estudiantes, realizar exhibiciones, además de recibir otros cursos para ejecutar la marimba.