Existen diversas fórmulas de realizar este entrenamiento para graduar su dificultad. 

Abdominales sin pausa: Para aquellos/as que ya estés familiarizados con este ejercicio y seáis capaces de sacar un montón de abdominales sin descanso, debes realizaras todas seguidas.

Sólo deberíamos tomar descanso entre repetición y repetición, cuando volvamos a la posición de inicio, reposando solamente 1 segundo para ir recuperando algo de oxígeno y no fatigar en exceso las piernas.
En el menor tiempo posible: Es decir, esta técnica consiste en cuando nos
pongamos con el desafío de los 250 abdominales, procederemos a realizar el número indicado para tal día, pero en vez de tenerlas que hacer seguidas sin descansar, podremos tomar breves pausas para descansar, tratando de hacerlas en el menor tiempo posible. Los descansos deben ser los imprescindibles para que podamos volver a hacer algún puñado adicional de abdominales. Otra alternativa, es dividirnos las repeticiones marcadas en series, con descansos cortos, por ejemplo, para el primer día podríamos marcarnos 5 series de 10 repeticiones con 10 segundos de descanso entre serie y serie. 

A lo largo del día: Este es el modelo más sencillo de los anteriores y el que está pensado para principiantes. Podemos realizar los abdominales marcadas a lo largo del día, es decir, por la mañana al levantarnos podríamos hacer 20, para después de comer 15 y antes de cenar otras 15. De este modo, sería mucho más asequible el desafío de las 250 abdominales y podría ser realizado prácticamente por todo el mundo. 

 

Resultado de imagen para Entrenamiento para definir abdominales en 30 días