Desde los inicios del régimen español, fue inminente la necesidad de contar con una sede de gobierno, de esa suerte en 1528 se construyó la primera Casa de Gobierno en Santiago de Guatemala, ordenada su construcción por Jorge de Alvarado en el Valle de Almolonga.

En 1549 el Presidente Alonso López de Cerrato traslada la sede de la Audiencia de los Confines, desde Gracias a Dios en Nicaragua a Santiago de Guatemala, ubicada en el Valle de Panchoy.

En 1761 el Presidente Alonso Fernández de Heredia, inició la construcción de una nueva sede, bajo la dirección del Capitán e Ingeniero Español, Luis Diez de Navarro.

En 1919 el Presidente Manuel Estrada Cabrera, con motivo del primer centenario de la declaración de la independencia, colocó la primera piedra del Palacio a un lado de la Plaza de la Constitución, el encargado del diseño fue el Arquitecto italiano Guido Albani, pero este proyecto no prosperó por la caída del gobierno.

En 1921, el Presidente Carlos Herrera, contando con muy pocos recursos y con el Centenario de la Independencia tan cerca, construyo en el término de tres meses el Palacio del Centenario, que popularmente se conoció como el Palacio de Cartón, el cual fue consumido por las llamas en 1925.

Durante el Gobierno de Lázaro Chacón, en 1927, se abrió un certamen de dibujo para la propuesta del palacio Nacional, concurso que fuera ganado por el Maestro Agustín Iriarte, pero no se realizó.

En 1932, el General Jorge Ubico manda, publicar las bases para el diseño y construcción del palacio, y el 4 de Julio de 1937 estaba colocando la primera piedra; la construcción se realizó entre enero de 1939 y el 10 de noviembre de 1943, fecha en la que fuera inaugurado.

El edificio esta diseñado simétricamente a partir de un cuerpo central, del cual se desprenden dos cuerpos laterales, cada uno de estos con tres niveles y un patio central. Incluye dentro del proyecto, la restauración de todas las áreas (principales y secundarias) y la reactivación de áreas poco utilizadas (sótanos y techo); asimismo, se contempla la restauración de las áreas siguientes: exteriores (fachadas y jardines), impermeabilización de terraza 4o nivel, instalaciones eléctricas (lámparas), ornamentos (concreto, cerámica, piletas, metal y yesería), pintura (murales, cielos y enlucidos), metales (portones, barandales, cerrajería), madera (puertas, pisos, zócalos), relojes, tapizado y vitrales, con el propósito de apoyar la reactivación de áreas útiles del Palacio Nacional de la Cultura y así promover los proyectos de reactivación cultural.

Dimensiones

Área de la obra: 8,890 metros cuadrados

Planta rectangular de: 127 metros X 70 Metros

Altura: 30 metros

 

El edificio esta diseñado simétricamente a partir de un cuerpo central, del cual se desprenden dos cuerpos laterales, cada uno de estos con tres niveles y un patio central.

Adicionalmente, cada cuerpo tiene dos estanques rectangulares estilo mudéjar, con azulejos y surtidores de agua. El conjunto incluye un sótano y una terraza en el cuarto nivel. En las esquinas presenta cuatro torres y al centro en la fachada norte y sur, tiene dos frontones.

 

El eje de simetría del conjunto esta asentado por los siguientes elementos: el pasaje central, el cual atraviesa el edificio de norte a sur; por las cajas de las escaleras, mismas que conducen del primero al segundo nivel en cada cuerpo lateral y por la majestuosa escalera central, que lleva al visitante del segundo al tercer nivel.

Los patios están rodeados por una serie de arcos ornamentados, algunos con motivos inspirados en la arquitectura de La Antigua Guatemala, especialmente en el primer nivel, el cual presenta pilastras abalaustradas serlianas.

Los corredores del segundo nivel, tienen arcos análogos a los del primero. En el tercer nivel el techo esta sustentado por columnas que se repiten en grupos de dos y cuatro. Estas columnas tienen dos pedestales ornamentales con motivos en relieve. Ambos patios poseen dos grandes remates, en el remate norte se encuentra el relieve del escudo de Santiago de Guatemala y en el remate sur esta el escudo de la Republica de Guatemala. En la cornisa de los patios se destacan unos elementos decorativos esféricos, esmaltados en azul y amarillo.

Este 2018 se cumplieron 75 años del aniversario de este complejo arquitectónico. El Ministerio de Cultura y Deportes realizó varias actividades para la celebración de esta fecha.

 


Vía: Ministerio de Cultura y Deportes.