En muchas parejas, el padre siempre quiere que su primer hijo sea varón y la madre, que su primer hija sea mujer. En otra parejas esto da igual, ya que solo desean que el bebé nazca sano y fuerte. Pero para esta pareja, el tener entre sus brazos a una bebita, es el gran sueño de su vida.

En busca de una bebé mujer

Este matrimonio de ya más de 20 años, acordó que si el primer hijo era varón, el padre elegiría el nombre y si era mujer, lo haría la madre

Por cosas del destino y algo que jamás imaginaron, todos los hijos nacieron varones y solo el padre ha podido escoger sus nombres, los cuales todos comienzan con R.

  1. Robson (18 años)
  2. Reinan (17 años)
  3. Rauan (15 años)
  4. Rubens (14 años)
  5. Rivaldo (13 años)
  6. Ruan (12 años)
  7. Ramón (10 años)
  8. Rincón (9 años)
  9. Riquelme (7 años)
  10. Ramires (5 años)
  11. Railson (3 años)
  12. Rafael (2 años)
  13. Ronaldo (2 meses).

Aún hay esperanzas

A pesar de no haber conseguido una niña en esas 13 veces, aún siguen intentando para que ella, por fin nazca. No pierden la fe. Esta pareja ama el fútbol como todos los brasileños. Por ello, llaman a sus hijos como los jugadores.

Un equipo de fútbol más que completo

El padre y sus hijos forman un excelente equipo de fútbol, en donde el árbitro es el jefe del hogar.

La madre dice:
“Debo cocinar un kilo de arroz, un kilo de frijol y un paquete extra grande de macarrones para cada almuerzo. Por supuesto, hay momentos en que las cosas se ponen difíciles, pero nadie pasa hambre.

Si tenemos una hogaza de pan, se divide y se comparte entre todos. Lo bueno es que todos mis hijos se comportan bien”

A pesar de que la familia aún no cumple su sueño de tener una bebé, todos están felices y se sienten afortunados.

Tener una hilera de 13 varones seguidos es, según las estadísticas, una probabilidad entre 800 mil.