La Estudiante de Química María Isabel Amorín de la Universidad de San Carlos de Guatemala ha realizado un invento que revolucionará el mundo ecológico, pues la joven emprendedora desarrollo un filtro que construyó con materiales de bajo costo y restos de crustáceos.

La imagen puede contener: una persona, sonriendo, de pie e interior

Dicho filtro permite la limpieza de entre un 90% y 95% de aguas contaminadas con colorantes. Dicho Proyecto es titulado como “Crustatec”. 

María Isabel empezó con este proyecto hace 1 año, con tal de rescatar ríos y lagos de Guatemala que lamentablemente están perdiéndose. Por lo que decidió utilizar un polímero conocido como quitosano, que se obtiene a partir de la quitina. Esta es una molécula que se encuentra en el exoesqueleto de camarones, langostas y cangrejos.

La estudiante con tal de dar a conocer su proyecto y que tuviera más apoyo, participó en una convocatoria de Young Water Solutions (YWS), un programa internacional creado para acercar brechas entre los proyectos de mentes jóvenes y las fuentes de financiamiento.

La imagen puede contener: una persona, pantalla e interior

Amorín comentó, “15 días antes del cierre de la convocatoria envíe mi aplicación y fui elegida para poder presentar mi idea en Suiza”. Por lo que es una guatemalteca que esta destacando en Suiza por dicho proyecto.

La imagen puede contener: una persona, sonriendo, interior

¿Como Funciona?

Amorín explica que, “Luego de agregar una solución salina, la tintura obtenida del proceso de filtrado se puede reutilizar hasta 10 veces más. En el caso del agua, esta recupera su estado natural, lo que permitiría su uso según las necesidades de la industria”.

Todo esto se presenta como un atractivo para las empresas, ya que reduciría costos de producción en todas sus líneas.