Ingredientes:

6 Plátanos

3 Rajas de canela

3  Tazas de agua

1 Pizca de sal

1 Libra de azúcar

 

Preparación:

  1. Pele los plátanos y parta   en rodajas de 2cm, o en rodajas delgadas de medio centímetro, según sea el gusto.  Hay algunas recetas que parten el plátano en cuatro, y otras que lo dejan entero.
  2. En una cacerola profunda, sin aceite, coloque el azúcar  a fuego lento, sin moverla, hasta que este caramelizada, de  un color dorado suave, vierta poco a poco el agua, dejar hervir por unos minutos.
  3. Agregue a la mezcla anterior los plátanos rodajados, pizca de sal  y la canela.
  4. Dejar hervir,  sin que la miel de azúcar se consuma, si esto sucede, se vuelve a nivelar agregando un poco de agua.
  5. Cuando los plátanos están en su punto, retire del fuego, y se deja enfriar en un lugar fresco.
  6. La consistencia de la miel, debe ser espesa y color caramelo, con mucho sabor a canela.
  7. Si la mezcla se desea más dulce o menos dulce, agregar o disminuir la cantidad original de azúcar. (al gusto)

Esta receta rinde 12 porciones, y debe servirse  a temperatura ambiente, al final del desayuno, almuerzo o cena.