Yo Soy Guate – Por quinto año consecutivo, Alimentos Maravilla, S.A, a través de Del Frutal, donó escritorios para así mejorar el ambiente de estudio de niños y niñas en todo el país.

En la promoción “Campeones del Frútbol”, que se realizó durante el 2018, Néctares del Frutal hizo la promesa de que parte de las ganancias que obtuvieran servirían para continuar mejorando los ambientes de estudio de más de 15 escuelas alrededor de Guatemala; a través de la donación de escritorios.

“En Del Frutal somos conscientes de que en Guatemala existen realidades sociales que necesitan ser atendidas y sabemos que la educación es una de ellas. Por eso, por 5 años consecutivos nos sumamos a esta causa y tomamos acción mediante la entrega de mobiliario adecuado para continuar apoyando a la educación de la niñez guatemalteca, el futuro de nuestro país”, comentó Alejandra Ríos gerente de marca Del Frutal.

La entrega simbólica de los cientos de escritorios se realizó en la Escuela Oficial Rural Mixta “Los Ríos” del municipio San Vicente Pacaya, Escuintla. El apoyo llegará a las diferentes escuelas en la Región Oriente, Suroriente y Occidente del país a través del Programa de Alimentación Escolar (PAE) organizado por Fundación Castillo Córdova.

“Un ambiente de trabajo adecuado, logra motivar el aprendizaje y conocimiento de los futuros líderes del país, los niños. La donación de mobiliario que la marca néctares Del Frutal provee año con año es muy importante porque se complementa con el Programa de Alimentación Escolar de la Fundación ampliando los beneficios que reciben las diferentes escuelas”, comentó Mauricio Hernandez, gerente Administrativo de Fundación Castillo Córdova.

“La relación que se tiene con Fundación Castillo Córdova es importante para Del Frutal, ya que, a través del trabajo, conocimiento y relación que esta organización tiene con estas escuelas es que podemos entender mejor las necesidades específicas de cada una y lograr que la ayuda se enfoque en aquellos centros educativos que lo necesitan de manera más urgente”, aseguró Ríos.

Del Frutal se siente motivado a continuar con esta iniciativa y poder, en el futuro, beneficiar a muchas más escuelas. “Nos sentimos particularmente identificados con este proyecto porque los niños y niñas se ilusionan mucho al recibir su escritorio y, por otra parte, el agradecimiento que viene de los padres de familia y maestros nos compromete a continuar concentrando nuestros esfuerzos en iniciativas como esta”, concluyó Ríos.