Yo Soy Guate – Fundación Ayúdame a Escuchar Bárbara Nicolle dirigida por Virgilio Rodríguez, formó el programa del Implante Coclear en Guatemala, con el fin de apoyar a los niños y niñas que han sido diagnosticados con alguna discapacidad auditiva.

Sobre Fundación Ayúdame a Escuchar

La institución de beneficencia es líder en el servicio de apoyo para personas con discapacidad auditiva, integrándolas a la vida productiva social y familiar.

La Fundación lleva el nombre de Bárbara Nicolle en honor a la nieta del Licenciado Rodríguez, quien en la actualidad funge como Presidente de dicha organización.

Para apadrinar a uno de los niños puedes comunicarte directamente al correo fundacionayudameaescuchar@gmail.com o para donaciones al 2441-4356.

Fundación Ayúdame a Escuchar Bárbara Nicolle ha implantado a 31 niños y niñas con dificultades auditivas.

 

Implante coclear

Hay muchos tipos diferentes de implantes cocleares. Sin embargo, en su mayoría, constan de varias partes similares.

  • Una parte del dispositivo se implanta quirúrgicamente dentro del hueso que rodea el oído (hueso temporal). Consta de un estimulador-receptor, el cual acepta, decodifica y luego envía una señal eléctrica al cerebro.
  • La segunda parte del implante coclear es un dispositivo externo. Este está formado por un micrófono/receptor, un procesador de lenguaje y una antena. Esta parte del dispositivo recibe el sonido, lo convierte en una señal eléctrica y lo envía a la parte interna del implante coclear.

¿Quiénes pueden ser candidatos a un implante coclear?

Los implantes cocleares permiten a las personas sordas recibir y procesar sonidos y lenguaje. Sin embargo, estos dispositivos no restablecen la audición normal. Son herramientas que permiten procesar los sonidos y el lenguaje y transmitirlos al cerebro.

Un implante coclear no es adecuado para todo el mundo. La manera como se selecciona una persona para un implante coclear está cambiando a medida que mejora la comprensión de las rutas de la audición (auditivas) del cerebro y con los cambios en la tecnología.

Tanto niños como adultos pueden ser candidatos para un implante coclear. Los candidatos para estos dispositivos pueden ser personas que nacieron sordas o que quedaron sordas después de aprender a hablar.