Tikal es el sitio excavado más grande de las Américas y contiene algunos de los restos arqueológicos más fascinantes de la antigua civilización Maya. Es la reserva natural y cultural más célebre de Guatemala y fue declarado parque nacional en 1955 y sitio de Patrimonio Mundial por la Unesco en 1979.

Tikal comprende 576 km2 de selva exuberante rodeando el centro ceremonial. Tomó a la Universidad de Pensilvania 13 años develar alrededor de 16 km2 cuadrados de estructuras en Tikal. No obstante, muchas quedan aún por descubrirse. Entonces, tome un consejo… ¡No trate de conocer todo Tikal en un día, aunque usted esté en excelente forma!

La escalinata del Templo V. Usted puede subir este templo usando una escalera de madera lateral. La vista de la Gran Plaza de Tikal desde la cima del Templo V es algo que no debe perderse si pasa al menos una tarde en Tikal…

Tikal permaneció como un misterio durante siglos, tras haber sido abandonado abruptamente por los Mayas hace más de 1000 años y recubierto por una selva implacable.  Sólo una leyenda sobrevivía entre los indígenas sobre una ciudad perdida, en donde sus ancestros habían alcanzado un alto desarrollo cultural.  En 1848 la leyenda se desvaneció, dando paso a una era de excitantes descubrimientos.

Se trató de un descubrimiento casual hecho por Ambrosio Tut, un “chiclero”.   Él vió las cresterías de los templos en la distancia.  Corrió a contarle a Modesto Méndez, el entonces Gobernador de la Provincia de Petén.  Cuando llegaron al sitio los impresionantes templos, plazas abiertas y construcciones de varios niveles, en donde vivieron sacerdotes y reyes alguna vez, se encontraban frente al Gobernador Méndez y a Ambrosio Tut, quienes visitaron el sitio con un artista que grabó algunas de las esculturas de Tikal.  Su descubrimiento fue publicado por la Academia de Ciencias de Berlín en 1853.  Era sólo cuestión de unos años antes que los curiosos investigadores empezaran a viajar desde todos los confines del mundo para ver por sí mismos lo que ellos habían descubierto.

Tikal fue declarado parque nacional en 1955. Fue declarado un Patrimonio Mundial por UNESCO en 1979. Es parte de la Reserva de Biosfera Maya, parte del programa de UNESCO El Hombre y la Biosfera y fue declarado reserva de biosfera en 1990 por decreto presidencial, por medio del cual fue creado el Consejo Nacional de Aerea Protegidas -CONAP-

DEJA UNA RESPUESTA