Vista del estadio de la Bombonera bajo la lluvia. EFE

 

Las fuertes lluvias caídas en la ciudad de Buenos Aires, especialmente en la zona de la Bombonera donde se iba a celebrar el partido de ida de la final de la Copa Libertadores entre Boca Juniors y River Plate, ha obligado a la suspensión del encuentro en su horario inicialmente previsto.

Según confirmaron desde la CONMEBOL y desde la propia organización del torneo, el encuentro pasará a disputarse a las 16:00h hora local de Argentina, 20:00h hora peninsular española, si bien las previsiones de lluvia no auguran que vaya a ser fácil la disputa del encuentro.

 

 

Ninguno de los dos equipos llegó a salir del hotel, ya que se preveía que pudiera suspenderse el encuentro, y tras diversas reuniones entre todas las partes, se decidió que la mejor solución era no jugársela a una suspensión en plena disputa del encuentro.

Ahora el temor desde la CONMEBOL y desde los propios equipos es el estado del césped del estadio de Boca Juniors. Daniel Angelici, presidente del conjunto xeneize, solicitó que colocasen una lona para preservarlo.